Nunc dimitis

Se ha levantado
el día anunciando colores,
aún es de noche.
Yo voy hacia el sur,
y un único retazo de
arco iris permanece
singularmente vertical si
de tanto en tanto alzo mis ojos.
No contemplé antes nada semejante,
es extraño que otros no reparen en ello…
Madre, piensas en mí.
La tarea toca a su fin.

Devoción y victoria

Aunque he obtenido libertad,
soy pobre en la Sabiduría,
que es su esencia.
Aunque he penetrado el Dharma,
malgasto el tiempo
haciendo otras cosas.
Bendícenos, maestra inigualable
a mí y a los torpes como yo,
para que podamos otorgar las condiciones favorables
que conducen las las criaturas a la felicidad.

como en un sueño

Como en un sueño
vine a esta existencia preciada
ciego entre ciegos,
he desandado mi viaje a los infiernos.
Como en un sueño
sostengo felicidad entre las manos,
no temo a la muerte
no tengo sueño.
Hoy lloro como un niño
por la bondad de mis maestros,
 para todos los seres
Madre de Gloria
que ahora
incluso sin ayuda,
concluya la obra de los budas.

Anónimo