Un padre, un hijo y el espíritu de amor

Un día un hijo preguntó a su padre:
“Papá ¿participarías en una maratón conmigo?
El padre, a pesar de padecer una afección de corazón, respondió:
“Sí”. Y participaron y terminaron la maraton juntos.
El padre y el hijo han corrido juntos otras maratones, el padre siempre ha respondido afirmativamente a las peticiones de su hijo para participar y correr maratones juntos.
Un día, el hijo preguntó a su padre:
“Papá ¿participarías conmigo en el Ironman?
A lo que su padre contestó: “Sí”.
Y el padre y el hijo participaron en la carrera juntos nuevamente.
Hasta hoy mismo, yo no sabía que el Ironman es el triatlón de mas dureza que existe en el mundo. La competición abarca tres pruebas de resistencia: un recorrido a nado de 3,86 kilómetros en el mar, seguido de un tramo en bicicleta de 180,20 kilómetros, terminando con una maratón de 42,195 kilómetros a lo largo de la costa de la Isla Grande.

“Todo lo puedo en  Cristo que me fortalece”
Carta de Pablo a los Filipenses 4.13
“Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará  Espíritu Santo a los que se lo pidan”
Evangelio de Lucas 11.13
Anuncios