Nunc dimitis

Se ha levantado
el día anunciando colores,
aún es de noche.
Yo voy hacia el sur,
y un único retazo de
arco iris permanece
singularmente vertical si
de tanto en tanto alzo mis ojos.
No contemplé antes nada semejante,
es extraño que otros no reparen en ello…
Madre, piensas en mí.
La tarea toca a su fin.

Inconquistable aún hoy, florece en febrero

Más allá de la noche que me cubre
negra como el abismo insondable,
doy gracias al dios que fuere
por mi
invicta alma.
En las azarosas garras de las circunstancias
nunca me he lamentado ni he pestañeado.
Sometido a los golpes del destino
mi cabeza está ensangrentada,
pero erguida.
Más allá de este lugar de cólera y lágrimas
donde yace el horror de la sombra,
la amenaza de los años me encuentra,
y me encontrará,
sin miedo.
No importa cuán estrecho sea el portal,
cuán cargada de castigos la sentencia,
soy el amo de mi destino:
soy el capitán de mi alma.

William Ernest Henley
1875 Invictus

Sagrados libros

” Grábame como un sello sobre tu corazón;
llévame como una marca sobre tu brazo.
Porque fuerte es el amor,

como la muerte,
e inexorable la pasión,
como el sepulcro.
Divina llama es este ardiente fuego

del amor;
ni los más profundos mares pueden apagarlo,
ni todos los ríos juntos ahogarlo “

Cantar de los Cantares 8,  6-7a

¿Cómo florece el Dharma?

    “Si vienes a Plum Village en verano,
puedes ver muchas flores de loto.
Sin el lodo las flores de loto no crecerían.
No puedes separar las flores de loto del lodo.
Sucede lo mismo con la comprensión y el amor.
Estas son dos clases de flores
que crecen en la tierra del sufrimiento.”
Thich Nhat Hanh
LAS LLAVES DEL REINO DE DIOS

¿Buscas un maestro, necesitas un libro sagrado?

A seat for you

El campo está lleno de flores
y en las montañas se respira el primordial silencio.
ESCUCHA.
Escucha con atención y mira la Naturaleza.
En el vuelo de la mariposa se oyen las palabras más sabias.
¿No lo sientes? ¿No lo oyes? Debes estar más atento.
Las rocas son sabias porque saben estar en silencio.
Si quieres ir más allá de la mente discursiva ven a la luz del Zen.

Al fin… reconocer la libertad !

¡ Cuánto me alegro !
¡ Haber vuelto para encontrarte ahora !

El camino espiritual: Ejercitarse, lograr el éxito y aún, más allá, la libertad.

Meditación, Compasión y Mente de la Iluminación, Prácticas preliminares, Tantra y Revelación directa de la naturaleza de la mente. Bajo estos epígrafes, subyace la totalidad  de las enseñanzas y de la praxis budista. Lo que conocemos como la Vía, el camino gradual de la liberación del sufrimiento y el despertar de la felicidad en todos los seres. El Dharma.
En las épocas que nos han precedido, los discípulos permanecieron con su maestro durante muchos años, y estudiaron con él personalmente. Esto es lo que ha hecho posible que esas enseñanzas hayan sido transmitidas de forma correcta y completa de  una generación a la siguiente, durante muchos siglos. Como resultado, mayoritariamente, los linajes de maestros budistas son una sucesión de  individuos notorios que aprendieron a integrar plenamente el Dharma en su vida, asegurando que el budismo permanezca hasta hoy día como una verdadera tradición y no únicamente como una recopilación de conocimiento confinado en los libros. Desafortunadamente, reunir estas circunstancias no es facil en la actualidad.
¿De cuántos occidentales interesados por el budismo se puede decir que vivimos esas enseñanzas, y que hemos progresado hasta llegar al final del camino que los maestros budistas proponen? ¿Que hemos realizado el objetivo de liberarnos y liberar a los demás del sufrimiento que nos procura la propia ignorancia?  
¿En el mundo que nos toca vivir, nos bastará con ser buenos buscadores, estudiosos o meditadores, o simplemente buenas personas a partir de ahora? El verdadero logro de una persona que integra la vida espiritual en la práctica cotidiana, no es el de hacer milagros, sino el de transformar aunque sea una sola emoción negativa. El indicio inequívoco de que he topado con un auténtico especímen de persona que experimenta la divinidad es que en su peregrinaje espiritual se va convirtiendo en un mejor ser humano.  Sucede que, al reconocer la naturaleza del propio ser, se abre la puerta que conduce a cambiar completamente la visión de nosotros mismos y del mundo. Curiosamente, siempre y en todas partes este tipo de conocimiento directo de lo absoluto, conduce irremediablemente a desarrollar el anhelo compasivo de ser de utilidad a todos los seres, y en el mismo grado, la inquietud por lograr dominar el arte de cómo hacerlo de la mejor manera.

https://i0.wp.com/farm1.static.flickr.com/188/391528994_82fa942318.jpg