Buscando felicidad

Al igual que nosotros, todos los seres desean también ser felices y evitar todo tipo de sufrimiento. Pero aunque desean ser felices, no saben que la felicidad proviene de practicar las acciones positivas.  Aunque no desean sufrir, se dedican continuamente a cometer acciones negativas que traen sufrimiento. Sus acciones van en contra de sus deseos más profundos y por lo tanto sufren constantemente.
“Abandonad las acciones negativas.
Las positivas practicadlas intachablemente.
Cultivad vuestras mentes.”
Ésta es la enseñanza del Buda.
Las Palabras de mi Maestro Perfecto
Patrul rinpoche

Ya fattah!

Ya fattah!

En la espiritualidad no hay posibilidad de discutir.
La espiritualidad no conoce nada de discusión.
La espiritualidad conoce de dialogo.
La espiritualidad no conoce de argumento.
Por eso el sufismo no tiene ningún argumento en él.
Tiene saber pero no argumento.
Un maestro puede compartir lo que sabe pero no hay
Discusión en ello.

Kabir y Farid, dos místicos, se encontraron y se
sentaron silenciosamente por cuarenta y ocho horas y ni una palabra fue emitida.
No había necesidad.
Ambos se miraron los ojos y encontraron la misma realidad.
Eso pasaría si Jesús se topara con Buda.

Si Zaratustra se topara con Laotzu.
¿Qué hay que decir?
Tu sabes que el otro sabe, no hay manera de hablar, no hay nada que hablar.
Recuerda, tu puedes poseer poder, pero no puedes poseer a Dios,
por lo tanto el poder nunca puede ser espiritual.
Con Dios, tú tienes que ser poseído por él,
Tú no lo puedes poseer, si tú puedes poseerlo, entonces el ego estará allí.

El sufismo insiste en la entrega.
Entrégate y sé poseído por Dios.
No trates de poseerlo, no trates de agarrarlo
No trates de poseer a Dios. No trates de agarrarlo.
Muchos comienzan con esa idea.
Solo encuentras a Dios cuando desapareces.

Viajera….
Para caminar por los acantilados, uno debe tener las manos libres.

Perspectivas

El Taoísmo considera la presente dicotomía entre el hombre y su naturaleza primordial en términos de “desequilibrio”. El Vedanta plantea la perspectiva de “ilusión”; en cambio el Budismo habla de “ignorancia”. La religión Judeo-cristiana enseña que el hombre está en un estado de “caída”, mientras que el Islam describe este estado como “rebelión”.

W. N. Perry