Entrenar la mente

         El entrenamiento de la mente consiste en un entrenamiento en el amor y la compasión. Los términos tibetanos hablan de un entrenamiento, de un proceso a la vez de desarrollo y de práctica del amor y de la compasión, permitiendo luego la manifestación de éstas cualidades que llegan a ser un rasgo propio de la mente. 
        En el estado actual, la mayor parte del tiempo tenemos impulsos que nos llevan a experimentar amor o compasión de manera momentánea y poco natural. A menudo hay que forzarse… Se entiende por “mente completamente entrenada” el hecho de manifestar naturalmente amor y compasión, de experimentarlos de manera espontánea un poco como el propio Chenrezy.

Shamar Rimponché
Anuncios

A cuatro dedos de la nariz

De hecho, si no se tiene un buen desarrollo del amor y la compasión, se corre el peligro de no comprender perfectamente… Para el que realmente ha comprendido este adiestramiento de la mente, el Despertar está muy cerca, a cuatro dedos de la punta de la nariz. ¿Por qué esta distancia de cuatro dedos? ¡Porque falta una cosa muy pequeñita para alcanzar la iluminación!

Shamar Rimponché
- verano de 1991-